El revolucionario invento para hacerte tus propias ecografías y ultrasonidos desde el celular

Se dice que la necesidad suele ser la madre de la invención. Para Jonathan Rothberg, fue la frustración de sentarse en salas de espera de hospitales lo que le hizo convertirse en padre de una nueva idea.

Una de sus hijas sufre de esclerosis tuberosa, un trastorno genético poco frecuente que le ocasiona quistes en los riñones, para cuyo tratamiento necesita hacerse varios ultrasonidos.

Pero las ecografías le quitaban mucho tiempo y hacían que tuviera que estar yendo y viniendo al hospital. Era agotador.

Rothberg estaba convencido de que existía una forma más fácil de lidiar con la enfermedad. Así que se puso manos a la obra y terminó por crear un sistema para hacer los ultrasonidos con el celular.

El estadounidense ya tenía todo un camino recorrido en innovación: fue él quien inventó el primer secuenciador de ADN de alta velocidad, un dispositivo que permite leer nuestros el genoma humano usando tecnología digital, y que permitió a muchas personas poder acceder a sus propios códigos genéticos.

Fue a finales del año 2010.

Esta vez, Rothberg sabía que la tecnología podría ofrecer una manera más económica y sencilla de hacerse ecografías.

En apenas unos años, el científico y empresario -ingeniero químico de formación y fundador de varias startups de medicina tecnológica- produjo un nuevo sistema, al que ha llamado Butterfly IQ.

Se trata de un aparato que cabe en el bolsillo de una bata de laboratorio y que se conecta a un iPhone para funcionar.

Utiliza miles de sensores diminutos, cada uno de los cuales es más pequeño que un cabello humano. Estos sensores van colocados sobre un chip informático.

Su funcionamiento es similar a la técnica que usan los murciélagos para localizar objetos. El aparato construye la imagen de un cuerpo humano desde dentro hacia afuera y verifica el crecimiento de un feto dentro de un útero, el tamaño del hígado o el de un tumor.

"Democratizar" la salud

Rothberg le dijo a la BBC que su objetivo es "democratizar" la salud. Su plan, asegura, es poner la diagnosis en manos de la gente.

El sistema que ha creado no solo está pensado para hospitales y grandes centros médicos, sino para el ciudadano. Su precio es de US$2.000 (se compra por internet y se puede pagar a plazos).

"Nuestra visión no era la de empoderar a los profesionales de la salud", dice Rothberg. "Queríamos que cualquier persona pudiera tener la oportunidad de usar una ventana para acceder al cuerpo humano".

Si los termómetros comenzaron como dispositivos médicos y ahora están en casas de todo el mundo, argumenta el empresario, ¿por qué no puede ser lo mismo con el ecógrafo?

De la misma manera que las computadoras centrales gigantes de las décadas de 1950 y 60 fueron suplantadas por los smartphones, innovaciones como esta prometen transformar la industria de la salud, implementando servicios que solían preservarse a hospitales y especialistas y que ahora pueden usar médicos no especializados e incluso pacientes.

Los avances en inteligencia artificial, diagnosis y almacenaje de datos electrónicos están impulsando un cambio en la industria de la salud y en forma en que accedemos a ella.

¿Terminará la tecnología digital por convertirnos a todos en médicos caseros, capaces de hacer nuestros propios diagnósticos?

Microsoft dejará de dar soporte a Windows 7: ¿qué debes hacer con tu computadora?

Era un final esperado y para algunos trágico, pero ya es oficial: a Windows 7 apenas le queda un año de vida.

El sistema operativo de Microsoft, que hasta hace apenas una semanas era el más usado en todo el mundo (ahora lo es Windows 10), morirá el 14 de enero de 2020. Es decir, Microsoft dejará de mantenerlo actualizado.

Sus usuarios no tendrán otro remedio que actualizar el sistema a Windows 10, un paso que muchos se resisten a dar pese a los ultimátums que la tecnológica lleva dando desde 2016.

Pero esta vez hay fecha oficial. Y es definitiva.

"Con el comienzo de 2019, todos establecemos metas personales. Para quienes trabajamos en informática, este es el momento de pensar en entornos laborales modernos y fortalecidos en un mundo conectado", explicó en el blog de Microsoft Brad Anderson, vicepresidente corporativo de la compañía.

Tras anunciar la fecha del fin del soporte a Windows 7, Anderson dijo que es momento de ser "proactivos" y que los cambios en tecnología son "inevitables".

¿Cómo puedes actualizar el sistema y cuánto cuesta?

Windows debería avisarte automáticamente de que hay una actualización disponible para que no tengas que revisarlo tú mismo, explica la compañía en su página de ayuda. Pero eso solo ocurrirá si tienes activadas las actualizaciones automáticas.

Si quieres buscarlas manualmente, selecciona el botón "Inicio" y sigue los siguientes pasos:

Ve a "Configuración"

Busca "Actualización y seguridad"

Selecciona "Windows Update"

Haz clic en "Buscar actualizaciones"

Hasta el 29 de julio de 2016, la actualización era gratuita. Fue un incentivo de Microsoft para que sus usuarios se pasaran a Windows 10.

Puedes comprar Windows 10 en el sitio web de Microsoft. Los precios varían dependiendo de si es la versión Home (desde US$139) para usuarios domésticos; Pro (desde US$200) para pequeñas empresas; o Pro for Workstations (desde $309) para usuarios avanzados y empresas que necesiten funciones adicionales.

Una vez lo hayas instalado, los procesos de actualizaciones entre versiones de Windows 10 son gratuitos, explicó Miller Capera R., un agente de Microsoft, en el foro de preguntas de la compañía.

"Esto significa que si ya tienes instalado Windows 10 en tu equipo, las versiones posteriores serán gratis", dijo el técnico.

¿Cómo puedes hacer una copia de seguridad?

Antes de reinstalar Windows, es recomendable hacer un "back-up" o copia de seguridad de tus archivos, algo que, lamentablemente, muchos recuerdan cuando ya es demasiado tarde.

Microsoft llama a esta opción "Copia de seguridad y restauración (Windows 7)". Puedes encontrarla en el "Panel de control" de tu computadora. La aplicación sirve para crear nuevas copias o restaurar copias ya existentes, y puede demorarse varios minutos.

Antes de hacerlo, haz una lista de los archivos que quieres guardar para después hacer un seguimiento de los archivos mientras se crea el disco. Piensa en las imágenes, documentos, datos y contactos que no quieres perder.

Lo ideal es que guardes la copia en un disco duro externo.

¿Por qué debes decirle adiós a Windows 7?

Es posible que ahora Microsoft vuelva a ser víctima de su propio éxito y experimente lo que ya le ocurrió con Windows XP, un sistema tan querido por sus usuarios que pocos se atrevían a actualizarlo a Windows Vista, incumpliendo fechas de caducidad que la tecnológica tenía que prorrogar una y otra vez.

Y es que Windows Vista fue criticado como lo está siendo ahora Windows 10, cuyos fallos han despertado la ira de un gran número de internautas.

En realidad, la resistencia a cambiar de sistema operativo también puede suponer un problema para los usuarios.

Al insistir en seguir usando un sistema que no da más de sí, puedes poner en peligro tu seguridad informática, pues los hackers se aprovechan de los "agujeros" y vulnerabilidades de sistemas que ya no reciben actualizaciones.

"En estos momentos, las preocupaciones sobre la seguridad son el principal motivo para actualizar a un escritorio moderno", dijo Anderson, añadiendo que el robo de contraseñas y la seguridad de los datos son algunos de los riesgos.

Microsoft ya dio prórrogas con Windows 10, alargando hasta cinco años la fecha de "defunción" del soporte operativo, y no está dispuesta a seguir extendiendo la licencia.

Windows 7 ha llegado, definitivamente, a su fin. Y es mejor decirle adiós.