El medio centenar de niñas que debieron ser hospitalizadas tras ser sometidas a mutilaciones genitales clandestinas

Burkina Faso prohibió las mutilaciones genitales femeninas hace más de dos décadas. Sin embargo esta práctica continúa.

La ministra de Asuntos de la Mujer del país, Laurence Marshall Ilboudo, informó que al menos medio centenar de niñas están internadas en hospitales luego de ser sometidas a ablaciones genitales de forma clandestina.

Dos mujeres de unos 60 años han sido arrestadas al igual que algunos de los padres de las menores.

Las víctimas más jóvenes tienen cuatro años.

Según Marshall Ilboudo aún no se ha podido dar con todas las víctimas.

El doctor Dieudonne Ouedraogo le dijo a la BBC que algunas de las niñas han sufrido complicaciones severas.

Práctica extendida

Según la agencia para los niños de la ONU, Unicef, cerca de tres cuartas partes de las mujeres y niñas en Burkina Faso han sufrido mutilaciones genitales.

No obstante, solo el 9% está de acuerdo con la práctica.

Las ablaciones ilegales se realizaron en la zona de Kaya, a unos 100 kilómetros de la capital, Ouagadougou.

Se estima que ocurrieron entre el 4 y el 6 de septiembre.

Una docena de niñas están siendo tratadas en el hospital regional de Kaya y otras 38 en el hospital protestante Chiphra, en la capital.

Los sospechosos enfrentan hasta tres años en prisión si son condenados por la justicia.

Cuáles son los tratamientos alternativos para el cáncer más populares pero de los que no hay evidencia científica

Muchos pacientes con cáncer que han agotado las opciones que les ofrece la medicina tradicional recurren a otros tipos de tratamientos, por lo general costosos, con esperanzas de hallar una cura para su enfermedad.

Algunos optan por la inmunoterapia, un tratamiento de vanguardia que ha demostrado ser exitoso en algunos casos, pero no en todos.

Otros buscan alternativas que, en opinión de expertos, pueden ofrecer falsas expectativas y alentar a los pacientes a gastar más dinero en tratamientos cuya efectividad no ha sido demostrada con evidencia científica.

Según explica Martin Ledwick, enfermero y director de información de la organización Cancer Research UK, es importante establecer la diferencia entre medicina y tratamientos complementarios (como el yoga, la acupuntura y el masaje, que pueden ayudar a mejorar el bienestar y la calidad de vida del enfermo) y las terapias alternativas que buscan remplazar a los tratamientos convencionales.

"No existe evidencia científica de que muchos tratamientos alternativos funcionen. Sino, los estaríamos usando. Si la gente gasta mucho dinero en tratamientos cuyo efecto no ha sido demostrado, es muy triste, porque alguien les está sacando dinero", dice Ledwick.

BBC Mundo te presenta una lista de cuáles son los tratamientos alternativos más populares contra el cáncer pese a que no exista evidencia científica que los respalde.

1. Terapia Gerson

El tratamiento: la terapia Gerson es un tratamiento establecido por un médico alemán llamado Max Gerson en la década de los años 20 y 30.

Está basado en una dieta que consiste en la ingestión de jugos crudos y orgánicos cada hora. Incluye también enemas de café y numerosos suplementos en la dieta.

Los pacientes deben por lo general visitar clínicas en México o Alemania para supervisar el tratamiento, que puede costar por semana cerca de US$8.000.

La evidencia: no hay evidencia científica de que la terapia Gerson sirva para tratar el cáncer y, en algunos casos, puede llegar a ser perjudicial para la salud.

2. Dieta alcalina

El tratamiento: está basado en la idea de que el cáncer florece en un ambiente ácido. Por eso, si cambiamos los niveles de pH en el cuerpo para hacerlo más alcalino, crearemos un ambiente más hostil para el cáncer.

La dieta sugiere comer más alimentos "alcalinos", como por ejemplo vegetales y frutas.

La evidencia: la sangre es, por lo general, levemente alcalina. No se puede cambiar el pH por un tiempo significativo con lo que comes y cualquier exceso de ácido o álcali se elimina a través de la orina.

No hay evidencia que muestre que la dieta pueda manipular todo el pH del cuerpo o de que pueda tener algún impacto contra el cáncer.

3. Antineoplastones

El tratamiento: fue inventado por el doctor Stanislaw Burzynski y publicitado por su clínica en Houston, Estados Unidos.

La terapia está basada en la idea de que los péptidos, aislados de la orina, pueden usarse para curar el cáncer.

Los pacientes pueden participar en "ensayos clínicos" si pagan ellos mismos sus costosos gastos.

La evidencia: la única clínica que reporta resultados positivos de los ensayos es la del doctor Burzynksi. Ningún otro investigador ha podido demostrar que este tipo de tratamiento ayude a tratar el cáncer.

4. Dosis elevadas de vitamina C

El tratamiento: inyección de altas dosis de vitamina C en la corriente sanguínea. Se están llevando a cabo varios ensayos clínicos, sobre todo en EE.UU., para investigar su efecto.

La evidencia: hasta ahora no hay evidencia confiable de que las inyecciones intravenosas de altas dosis de vitamina C ayuden a tratar el cáncer.

Además, pueden interferir con el funcionamiento de la radioterapia.

Tratamientos en fases tempranas de prueba e investigación

Aceite de cannabis - CBD (cannabidiol)

Si bien hay cierta evidencia de que los cannabinoides pueden ralentizar el crecimiento de los tumores en el laboratorio, no hay suficiente evidencia encontrada en pacientes para respaldar esta teoría.

En la actualidad hay muchos ensayos sobre este tratamiento. En muchos países aún está prohibido el consumo y posesión de cannabis.

Hipertermia

La hipertermia, también llamada terapia termal o termoterapia, es un tipo de tratamiento para el cáncer en el que se expone el tejido del cuerpo a temperaturas elevadas.

Investigaciones han demostrado que las altas temperaturas pueden dañar y matar células cancerosas, produciendo por lo general un daño mínimo en los tejidos normales.

Estos estudios están todavía en una fase inicial y los detalles de los tratamientos aún no están disponibles en su mayoría.

El Instituto Nacional del Cáncer, en Estados Unidos, tiene más información sobre los ensayos clínicos. Puedes obtener más información (en inglés) aquí*.

¿Es mejor dormir con o sin calcetines?

¿Prefieres dormir con los pies calentitos o frescos?

¿Eres de las personas que se pone calcetines (medias) para evitar despertarse a causa de frío en los pies?

¿O eres de los que duermen con los pies descubiertos y los ventilan sacándolos por debajo del cubrecama?

Seguramente alguna vez has conversado con alguien sobre este tema, sin llegar a un acuerdo.

Pero ¿es en realidad una opción mejor que la otra?

BBC Mundo te cuenta qué dicen los expertos.

Vasos dilatados

El neurofisiólogo Francisco Puertas explica a BBC Mundo que para dormir la temperatura central de nuestro organismo debe disminuir entre 0,5ºC y 0,8ºC.

"Para eso necesitamos que haya una vasodilatación en nuestras manos y pies, lo que lleva más sangre a la piel y nos permite perder un poquito de calor", dice Puertas, también miembro de la Sociedad Española del Sueño y especialista de la Unidad de Sueño del Hospital Universitario de Lieja, en Bélgica.

La Fundación Nacional del Sueño (NSF, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos dice en su página web que la vasodilatación en las manos y los pies ayuda a que el calor se redistribuya por todo el cuerpo y lo prepare para dormir.

"De hecho, algunas investigaciones han demostrado que mientras más vasodilatación en manos y pies,menos tiempo toma dormirse", añade la NSF.

¿Pero cómo se logra esta vasodilatación?

Experimentos

La NSF señala que "calentar los pies dilata los vasos sanguíneos de los mismos, lo que puede indicar al cerebro que es hora de acostarse".

Por lo que "ponerte calcetines puede ser una buena idea si tienes problemas para dormir", agrega.

De hecho, según un artículo publicado en abril en el Diario de Antropología Fisiológica, usar calcetines para dormir tuvo "efectos positivos en la calidad del sueño" en seis hombres jóvenes que participaron en una investigación sobre el tema.

"Se acortó el tiempo que los participantes demoraban en quedarse dormidos, se alargó el tiempo de sueño y disminuyeron las veces que despertaban durante la noche", detalla la conclusión del experimento, realizado por dos científicos de la Universidad Nacional de Seúl, Corea del Sur.

Otro análisis, en el que participaron ocho personas jóvenes, ocho ancianas y otras ocho con problemas para dormir, obtuvo resultados parecidos en 2006.

"En adultos, el inicio del sueño se aceleró con calcetines cálidos y neutros", concluyó esta investigación del Instituto de Neurociencia de Holanda y la Universidad Vrije de Amsterdam, que publicaron sus observaciones en la revista científica ScienceDirect, del grupo Elsevier.

Aunque según aclararon los investigadores, el métodono funcionó con los participantes que tenían insomnio.

De hecho los calcetines no necesariamente ayudan a todos a dormir.

Confortabilidad térmica

El dormir con medias o sin ellas, depende en realidad de "la capacidad de cada persona de regular su temperatura (corporal) y de su sensibilidad al frío", dice a BBC Mundo el neurofisiólogo Puertas.

"No hay estudios publicados. Pero la sensibilidad al frío suele ser mayor en las mujeres", comenta.

"Si tenemos frío, se produce una vasoconstricción (el proceso opuesto al necesario para dormir)", sostiene Puertas. "Por lo que en general las mujeres usan más calcetines para dormir que los hombres", asegura Puertas.

Sin embargo, algunas personas creen que usar calcetines es antinatural, que cortan la circulación y que impiden a los pies "respirar", según recoge el portal The Sleep Advisor, que ofrece consejos de expertos para dormir mejor.

"Estas personas generalmente son las más calurosas, que no necesitan (las medias). Por eso a veces hay gente que en la cama saca el pie (de debajo de las sábanas)", comenta Puertas.

En conclusión del neurofisiólogo, así como no hay una temperatura ideal para todo el mundo en la oficina, la temperatura ideal para dormir también varía en cada persona.

En otras palabras, lo importante es dormir a la temperatura en la que cada uno esté más cómodo.