¿Por qué la última prueba nuclear de Corea del Norte sigue produciendo temblores tres meses después?

La prueba nuclear que Corea del Norte realizó el 3 de septiembre generó un terremoto de magnitud 6,3 y más de tres meses después sigue habiendo réplicas.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por su sigla en inglés) dijo el sábado que había detectado dos más.

Esto provocó un debate sobre qué puede estar ocurriendo bajo tierra.

¿Qué pasó durante la prueba nuclear?

Corea del Norte probó su bomba nuclear más poderosa en su sitio de pruebas Punggye-ri, una zona montañosa del noroeste del país.

Pyongyang afirmó que era una bomba de hidrógeno, mucho más poderosa que una bomba atómica.

Los expertos han expresado su preocupación de que la explosión haya sido tan potente como para desestabilizar montañas circundantes.

¿Por qué siguen ocurriendo réplicas?

Según el USGS, los temblores del último fin de semana fueron "eventos de relajación". Tuvieron una magnitud de 2,9 y 2,4.

"Cuando tienes una gran prueba nuclear, mueve la corteza terrestre alrededor del área y tarda un tiempo en desaparecer por completo. Hemos tenido algunas (réplicas) desde la sexta prueba nuclear", le dijo un funcionario a la agencia de noticias Reuters.

El "movimiento de la corteza terrestre" es similar a la definición misma de un terremoto y los científicos dicen que solo se puede esperar en las semanas y meses posteriores a una explosión de esa magnitud.

"Estas réplicas para una prueba nuclear de 6,3 grados de magnitud no son muy sorprendentes", le dijo a la BBC la doctora Jascha Polet, sismóloga y profesora de geofísica de la Universidad Politécnica Estatal de California.

Después de cualquier temblor de ese tamaño, las réplicas con magnitud decreciente son comunes a medida que la roca se mueve y libera el estrés.

El área alrededor del sitio del terremoto "experimenta deformación, y esto crea áreas de mayor y menor estrés, lo que afecta la distribución de las réplicas", explicó Polet.

"El hecho de que la fuente del terremoto sea una explosión no cambia la forma en que esperamos que la energía se redistribuya", le dijo a la BBC la geofísica e investigadora de desastres Mika McKinnon.

Pero una investigación sobre explosiones de una magnitud similar a la prueba nuclear norcoreana en el sitio de pruebas de Estados Unidos en Nevada, donde durante décadas se llevaron a cabo pruebas nucleares, encontró que las réplicas de estos eventos fueron menos numerosas y de menor magnitud.

Por lo que cada ubicación es única.

¿Pueden los temblores destruir el sitio de pruebas?

Una de las especulaciones después de la prueba de septiembre fue que dañaría el sistema de túneles que Corea del Norte excavó en las montañas en su sitio de pruebas.

"Mientras más energía pongas en un área, más inestable será", afirmó McKinnon, "mientras más pruebas estén ocurriendo, más energía habrá, más redistribución del estrés y más rocas se romperán".

Y añadió que ha habido algunos indicios de colapsos de túneles individuales: "Las señales sísmicas se parecen más a las rocas que a cualquier otra cosa. Eso sucederá cada vez más".

Pero afirmó que no hay manera de saber realmente si todo el sistema del túnel colapsará, ya que es un problema de ingeniería mucho más que científico.

No está claro si este proceso ya ha inutilizado el actual sitio de prueba, pero Corea del Norte ha insinuado que su próxima prueba nuclear podría no ser subterránea.

¿Podrían los temblores causar una erupción volcánica?

Cerca del sitio de prueba de Punggye-ri se encuentra el volcán activo del Monte Paektu, una montaña considerada sagrada en Corea del Norte.

"Las ondas sísmicas golpean el volcán y el magma debajo del volcán", explicó McKinnon, pero dice que es "improbable que cualquiera de esta energía sísmica sea suficiente para desencadenar una erupción".

El volcán entró en erupción por última vez en 1903, pero la última prueba nuclear subterránea provocó preocupación porque los temblores podrían desencadenar otra erupción. Este ha sido un punto de debate, pero hay pocos datos para apoyar esto.

En un estudio publicado en la revista Nature el año pasado se afirma que las ondas sísmicas de una prueba nuclear hipotética de magnitud 7,0 producirían "cambios de estrés" que no eran insignificantes.

Pero, como señala Polet, "se sabe poco acerca de qué procesos pueden y no pueden desencadenar erupciones volcánicas" y no parece haber una correlación documentada entre las explosiones de Nevada y la actividad en áreas volcánicas cercanas, como la montaña Timber y la depresión Long Valley Caldera, ambas en California.

Tampoco se ha registrado actividad como resultado de pruebas nucleares realizadas cerca de las Islas Aleutianas, que tienen actividad sísmica.

El líder norcoreano Kim Jong-un todavía parece confiar en la montaña sagrada.

Según la agencia de noticias Reuters, los medios oficiales norcoreanos informaron que escaló el volcán el sábado junto con varios altos funcionarios para "enfatizar su visión militar".

Desde Líbano hasta Afganistán, protestas masivas contra Donald Trump y su decisión de reconocer a Jerusalén como capital de Israel

En varias ciudades de países de mayoría musulmana, miles de personas han salido a manifestar su rechazo a la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel.

Aunque la polémica medida fue anunciada oficialmente el miércoles, este domingo se han desarrollado protestas masivas en países como Afganistán, Líbano, Marruecos, Indonesia y Turquía, entre otros.

Además del despliegue de banderas palestinas y del kufiyya, el pañuelo tradicional palestino que Yasser Arafat dio a conocer como un símbolo de la causa palestina, en las movilizaciones se han visto imágenes del mandatario estadounidense como objeto de rechazo.

A continuación, BBC Mundo hace un recorrido por algunas de las protestas:

Líbano

En la capital de Líbano, Beirut, se desencadenaron violentos enfrentamientos entre las fuerzas del orden público y las personas que se manifestaban frente a la embajada de Estados Unidos.

Y es que ese país ha sido el hogar de cientos de miles refugiados palestinos de diferentes generaciones.

Turquía

Cientos de manifestantes se congregaron en Estambul para expresar su oposición a la decisión de Trump.

Horas antes de que el mandatario estadounidense oficializara la decisión, el 6 de diciembre, de reconocer a Jerusalén como capital de Israel, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, advirtió que era una "línea roja" que no se debía cruzar.

El domingo, los ministros de Exteriores de la Liga Árabe afirmaron que esa decisión significa que ya no se puede confiar en Estados Unidos como un intermediario para la paz en Medio Oriente.

La acción de Trump, indicaron representantes de 22 países, "profundiza la tensión, aumenta el enojo y amenaza con sumir a la región en más violencia y caos".

Territorios palestinos

Decenas de manifestantes palestinos se enfrentaron a las fuerzas israelíes cerca de la frontera entre Israel y Gaza.

El miércoles, Trump abrió la puerta al traslado de la embajada de su país de Tel Aviv a Jerusalén y reiteró que su decisión no significa "una salida de nuestro fuerte compromiso para facilitar un acuerdo de paz duradero" entre israelíes y palestinos.

Sin embargo, la medida fue comparada con "el beso de la muerte" del proceso de paz en la región.

Así la describió Manuel Hassassian, representante palestino en Reino Unido, poco antes del anuncio del presidente estadounidense.

La ciudad de Jerusalén ha sido uno de los territorios más disputados del mundo. Jerusalén occidental es la sede del gobierno de Israel, y los palestinos consideran a Jerusalén oriental como la capital del Estado que reclaman.

Afganistán

Este domingo, en Afganistán, también hubo protestas contra la medida de Trump.

En esta foto, un grupo de manifestantes quema una efigie del mandatario estadounidense en la ciudad de Jalalabad, en el este del país.

Jerusalén es considerada la ciudad más sagrada para el judaísmo y el cristianismo, y es la tercera ciudad más sagrada del islam.

Indonesia

Afuera de la embajada de Estados Unidos en Yakarta, capital de Indonesia, decenas de manifestantes se reunieron para protestar contra la decisión de la Casa Blanca.

Entre cantos y consignas, se podían leer pancartas que decían: "Palestina está en nuestros corazones".

Marruecos

En Rabat, decenas de personas salieron a protestar y gritaron consignas contra Estados Unidos e Israel.

Egipto

En El Cairo, también se registró una movilización contra la controvertida medida que ha provocado condenas de líderes palestinos y grupos musulmanes.

Antes de que Trump oficializará la decisión, el presidente Abdul Fattah al-Sisi, instó al mandatario a "no complicar la situación" y desistir de una decisión que podría generar un conflicto en la zona.

Con su decisión Estados Unidos se convirtió en el primer país en reconocer a Jerusalén como capital de Israel desde la fundación de ese estado judío en 1948.