Michigan: Hombre recibe telegrama 50 años después de que se lo enviaron

Un hombre que se graduó de la Universidad de Michigan en 1969 recibió finalmente un telegrama de felicitaciones que amigos de la familia le enviaron hace más de medio siglo.

Robert Fink recibió la misiva de Western Union este año. Western Union canceló su servicio de telegrama en 2006. The Washington Post fue el primero en reportar la culminación de la entrega.

La nota originalmente llegó en 1969 al apartamento de Ann Arbor donde Fink vivía con tres compañeros universitarios, pero llegó un día después de que él se fue para Nueva York a cursar estudios de postgrado.

Christina Zaske encontró el mensaje en diciembre al sacar el cajón de abajo de un gabinete que ahora pertenece a la agencia de mercadeo digital ICON Interactive, con sede en Ann Arbor, cuando buscaba un papel que se había caído adentro.

"Vi lo que decía, mayormente porque tenía curiosidad de ver un telegrama de verdad", dijo Zaske al The Ann Arbor News.

Zaske vio el nombre de Fink y buscó su información en la internet para hallarlo y devolverle la nota. Fink ahora es profesor en la Universidad de Oakland en Rochester, suburbio de Detroit ubicado a unos 72 kilómetros (45 millas) al noreste de Ann Arbor.

"Me sorprendió saber que él nunca recibió el telegrama y me alegré de haber podido juntar al mensaje y su remitente después de todos estos años", dijo Zaske.

Fink dijo que la misiva le ha traído muchos recuerdos y le ha hecho reflexionar sobre sus viejos amigos. También lamenta no haber podido agradecer a Ben y Lillian Fischman por el telegrama. Ambos ya fallecieron, dijo.

"Me dejó con un cosquilleo de culpabilidad sobre lo que habrán pensado de mí", dijo Fink. "Enviar un telegrama tomaba un poco de trabajo, no era como enviar un mensaje de texto. Me emocioné al saber que ellos se acordaron de mi e hicieron el esfuerzo de comunicarse".

Vendido por 150 millones de dólares el rascacielos Chrysler de Nueva York

Los dueños del rascacielos Chrysler de Nueva York han llegado a un acuerdo para vender el edificio por 150 millones de dólares, una cifra muy por debajo de la que pagaron hace algo más de diez años para hacerse con el conocido rascacielos.

La firma inmobiliaria RFR Holding, propietaria de otros famosos inmuebles de Manhattan, y un socio extranjero pasarán a controlar el edificio Chrysler, informó hoy The Wall Street Journal.

Hasta ahora, el fondo soberano de Abu Dhabi era dueño del 90 por ciento de la torre, mientras que el grupo estadounidense Tishman Speyer, el anterior propietario, mantenía el 10 por ciento restante.

En 2008, el fondo emiratí había pagado unos 800 millones de dólares por su parte de la propiedad, que decidió poner a la venta a comienzos de este año.

El motivo, según el Journal, son los elevados costes de mantenimiento del edificio, en buena parte porque los terrenos sobre los que se levanta son propiedad de la escuela Cooper Union, que en 2018 cobró un alquiler de 32,5 millones de dólares y que espera que en 2028 la cifra alcance los 41 millones.

Además, la torre dispone de mucho espacio vacante o que quedará vacío pronto, por lo que los nuevos dueños tendrán probablemente que invertir para atraer nuevos inquilinos, según el Journal.

El Chrysler, situado en pleno corazón de Manhattan, es uno de los edificios más reconocibles de Nueva York, sobre todo por su famosa cúpula.

Diseñado por el arquitecto William Van Alen y construido entre 1928 y 1930 en estilo art déco, fue durante un breve espacio de tiempo -hasta que estuvo finalizado el Empire State en 1931- el edificio más alto del mundo.

Pese a la proliferación de nuevos rascacielos en los últimos años, el Chrysler sigue siendo uno de los diez edificios más altos de la Gran Manzana, con 77 plantas y 319 metros de altura.