Pachuca no pudo contra la historia en el Mundial de Clubes

Pachuca afrontó un nuevo reto en el Mundial de Clubes y por cuarta ocasión en más de 10 ediciones, el camino cruzó al representante de la Concacaf con el de Conmebol: Enfrentamientos en los que no se registra una victoria para los clubes mexicanos.

Todo comenzó en la edición de Brasil 2000, que contó con dos equipos anfitriones: El Vasco da Gama fue el sinodal de los Rayos del Necaxa y el marcador final fue de 2-1 para el cuadro sudamericano. Aquella noche, Alex Aguinaga marcó por los Rayos, pero el rival respondió con tantos de Odvan y el mítico Romario.

En aquellos Rayos militaban hombres como Luis Pérez, Agustín Delgado, Ignacio Ambriz y Carlos Ochoa, pero ni todo ese arsenal bastó para alzar la corona, aunque en dicha edición,los mexicanos también rescataron un empate frente al Manchester United y vencieron en penaltis al Real Madrid.

Tuvieron que pasar ocho años para que un equipo tricolor volviera a chocar con un equipo de Conmebol y fueron precisamente los Tuzos del Pachuca. En Japón 2008, el duelo Semifinal fue frente a la Universidad de Quito, más que peligrosa como se demostró en la cancha.

El equipo ecuatoriano se impuso por 2-0 con goles de Bolaños y Bieler, quienes llevaron a los suyos a la Final frente al Manchester United. A los Tuzos no les bastó el contar con hombres de la talla de Christian Giménez, Bruno Marioni y Damián Álvarez, blanqueados en el momento clave.

Justo el año pasado, en Japón 2016, las Águilas del América probaron su suerte, pero en el partido por el tercer lugar fueron derrotadas por el Atlético Nacional, campeón colombiano de la Copa Libertadores. Michael Arroyo y Oribe Peralta sacudieron las redes, pero un autogol de Samudio y tanto de Guerra lo llevaron todo a los once pasos. En penaltis, los albiverdes se impusieron por 4-3.

El último antecedente volverá a ser, una vez más, la presente derrota de Pachuca ahora en manos del Gremio, que con un gol solitario de Everton avanzó a la final del Mundialito.

Carlos Vela y Los Ángeles FC ya tienen equipo

Los Angeles FC, el equipo de la Major League Soccer que debutará el próximo año como franquicia de expansión en la liga estadounidense, podría jugar desde hoy, pues el técnico Bob Bradley ya cuenta con 11 futbolistas.

Luego de realizarse el Draft de Expansión 2017, el nuevo club angelino añadió a cinco jugadores, que se unen al internacional mexicano Carlos Vela, quien apenas finalice este 31 de diciembre su contrato con la Real Sociedad de España, quedará en libertad para incorporarse al LAFC, que inicia su pretemporada el 22 de enero de 2018.

"Hemos estado en comunicación permanente con Carlos Vela, mientras he seguido sus actuaciones con la Real Sociedad’’, aseguró Bradley, entrevistado por ESPN Digital.

El estratega agregó que ve a un Vela comprometido con el que será su nuevo equipo.

"Me ha estado enviando tuits, con sus ideas, con algunas sugerencias y la verdad, me gusta cómo piensa en cuanto a lo futbolístico’’, reveló el director técnico, quien adelantó que en su esquema de juego, intentará aprovechar al máximo las virtudes del futbolista nacido en Cancún, Quintana Roo.

Por su parte, John Thorrington, presidente del club, dijo que el equipo aurinegro no se construirá necesariamente alrededor de Vela, pero confirmó que el mexicano será una de las piezas más importantes en la oncena que orientará Bob Bradley.

Asimismo, Thorrington aseguró de que a pesar de que Vela también le estuvo enviando mensajes a él, previo al Draft de Expansión, "de ninguna manera intentó influir en nuestras decisiones en el selectivo. Simplemente, nos deseó suerte en este proceso’’.

Los cinco jugadores elegidos hoy por el LAFC fueron: el portero Tyler Miller (Seattle Sounders), los defensas Jukka Raitala (Columbus Crew), un futbolista nativo de Finlandia y el canadiense Raheem Edwards (Toronto FC).Así como los delanteros Latif Blessing, adquirido del Sporting de Kansas City, junto con el costarricense Marco Ureña, del San José Earthquakes.

Estos futbolistas que se suman a Carlos Vela, al defensa egipcio Omar Gaber, al mediocampista Carlos Álvarez y a los delanteros Rodrigo Pacheco (Argentina) y el nigeriano Bassey Etim.

"Tenemos que jugar buen futbol, ser un equipo que genere emociones, con futbolistas que llegarán de diferentes lugares en el mundo y que, sin importar su origen, comulguen con las mismas ideas, que trabajen duro para lograr grandes objetivos’’, indicó Bob Bradley.