Chernóbil: cómo es el impenetrable "bosque rojo", uno de los lugares más radiactivos del mundo

El conocido como "bosque rojo" de Chernóbil, uno de los lugares más radiactivos de la Tierra, está a apenas a 500 metros del reactor 4 de la vieja central ucraniana en la que en 1986 tuvo lugar el peor accidente nuclear de la historia.

Tras la catástrofe, muchos de los seres vivos que lo habitaban murieron, entre ellos sus árboles.

Las agujas de los pinos, un árbol abundante y común en la zona, adquirieron un color rojizo, lo que dio origen al nombre al bosque, y todavía hoy muchos de los árboles mantienen un color anaranjado.

También se registraron daños en la fauna y flora en una zona de hasta 120 kilómetros cuadrados alrededor de la central.

Muchas de las áreas de ese bosque todavía hoy son absolutamente intransitables para los humanos por sus altísimos niveles de contaminación.

Ahora, un grupo de investigadores del Centro Nacional de Robótica Nuclear (NCNR) del Reino Unido ha desarrollado un sistema de mapeo de aviones no tripulados que permite a los científicos investigar lugares peligrosos como este desde una distancia segura.

El rastreo de la zona ha permitido evaluar el nivel de contaminación actual y obtener información nueva.

La técnica

Por primera vez se han utilizado naves de ala fija para a elaborar un mapa de radiación. Los aparatos volaron realizando un patrón cuadriculado a una velocidad de 65 kilómetros por hora y a una altura no superior a las copas de los árboles.

Cuando los aparatos detectaron un área de interés, se incorporaron a los trabajos los aviones no tripulados. Gracias a su ala rotatoria pudieron flotar sobre la zona de interés y después usar sus sensores para adquirir información 3D de alta resolución.

El rastreo hecho el pasado mes de abril obtuvo una imagen clara de la distribución radiactiva que persiste hoy en el bosque, pero de una manera mucho más precisa y detallada que la que se tenía hasta ahora.

Además, los drones consiguieron identificar algunos puntos con inesperados niveles de contaminación.

Los descubrimientos

Uno de los puntos de interés registrado por los aparatos voladores fue una antigua unidad de separación del suelo, situada unos pocos kilómetros al sur del bosque. Se utilizó en las primeras tareas de limpieza de contaminación tras el desastre.

"Intentaban separar la contaminación y así reducir el volumen de los desechos", le dijo a la BBC el profesor Tom Scott, de la Universidad de Bristol y codirector del NCNR.

"Lo que queda en esa instalación es básicamente combustible nuclear desperdigado por el piso, que tenía una dosis de radiación muy alta".

El equipo de NCNR planea regresar a Ucrania en los próximos meses para estudiar áreas adicionales en la zona de exclusión de 2.600 kilómetros cuadrados de Chernóbil y donde, con el tiempo, se ha permitido que entren cada vez más personas.

Unos 70.000 turistas visitaron la zona el año pasado y hay proyectos que planean la utilización del suelo en esa zona para generar energía mediante paneles solares.

Se espera que el mapeo llevado a cabo por la institución británica ayude a mejorar en el futuro los protocolos de seguridad para la gente que entre en la zona de exclusión.

Cómo es la Misión DART de la NASA para impactar un asteroide en defensa de la Tierra

Solo ha sucedido hasta ahora en películas de ciencia ficción.

Pero la NASA planea hacerlo de verdad: chocar un asteroide para desviar su rumbo y defender la Tierra.

La misión se llama DART, sigla de Double Asteroid Redirection o prueba de redirección de doble asteroide.

La nave DART impactará un asteroide llamado Didymos B, que integra un sistema binario.

Didymos B es una pequeña luna que orbita otro asteroide de mayor tamaño, Didymos A.

Ninguno de estos asteroides representa un riesgo actual para la Tierra. Pero la NASA espera demostrar y medir el desvío en la órbita de Didymos B como consecuencia del choque.

El lanzamiento de la misión está planeado para mediados de 2021 y el impacto tendría lugar poco más de un año después, en septiembre de 2022.

Observaciones desde Chile

La nave también cuenta con un instrumento a bordo llamado DRACO, un sistema de navegación óptica que captará imágenes del asteroide para ayudar a dar en el blanco.

Los científicos también lanzarán una pequeña sonda en forma de cubo llamada LICIACube, diseñada por la Agencia Espacial Italiana, que registrará el impacto.

Guiar a la misión DART hasta el asteroide Didymos B no será fácil y requiere comprender el comportamiento del sistema binario.

Para ello, un equipo internacional de astrónomos coordinado por la investigadora Cristina Thomas, de la Universidad de Arizona (EE.UU.), ha venido observando a Dydymos desde 2015.

Los estudios más recientes tuvieron lugar en Cerro Paranal en Chile, donde los científicos observaron al sistema Didymos con el Telescopio Muy Grande, un conjunto de cuatro telescopios con espejos de 8,2 metros del Observatorio Austral Europeo.

Cambios en el brillo

"El sistema Didymos es demasiado pequeño y está demasiado lejos por lo que lo vemos solamente como un punto de luz", señaló Andy Rivkin, uno de los científicos del equipo DART.

"Pero podemos obtener los datos que necesitamos midiendo el brillo de ese punto de luz, que cambia cuando Didymos A rota y Didymos B orbita".

Los cambios en el brillo indican cuándo la pequeña luna Didymos B pasa por delante o queda oculta detrás de Didymos A.

Estas observaciones ayudarán a los científicos a determinar la posición exacta de ambos asteroides y el tiempo de impacto para maximizar el efecto de desviación de Didymos B tras el choque.

Roca sólida o arena

Las observaciones de los telescopios no son suficientes, sin embargo, para comprender totalmente a Didymos B.

"Aunque estamos realizando observaciones desde tierra, no sabemos mucho sobre su composición y estructura", afirmó Angela Stickle, del equipo de simulación de DART.

"Debemos anticipar y simular una amplia gama de condiciones y predecir resultados posibles, para que una vez que DART se estrelle contra Didymos B podamos entender las mediciones de los instrumentos".

La estructura del asteroide es un dato esencial. Los científicos no están seguros si Didymos B está compuesto de roca sólida, escombros sueltos o algo más suave similar a la arena.

Una superficie más suave absorberá más la fuerza de DART durante el impacto, y el desvío del asteroide será menor que si se tratara de una roca sólida.

Los increíbles tesoros encontrados en la tumba del "Tutankamón británico"

Una tumba ubicada cerca de una carretera, entre un pub y un supermercado, ha sido calificada como "la versión británica de una sepultura de Tutankamón" por los reveladores artefactos encontrados en ella.

El lugar fue identificado en 2003 por obreros que trabajaban en una construcción en la localidad de Prittlewell, en el sur de Reino Unido.

Aunque era evidente que se trataba de un sitio funerario, lo cierto es que los únicos restos humanos que se hallaron allí fueron unos fragmentos de dientes.

Sin embargo, los encargados de la excavación arqueológica señalaron que podría tratarse del sitio donde fue sepultado un príncipe anglosajón del siglo VI.

Y además, el ejemplo más antiguo de una tumba de la realeza de los cristianos anglosajones que habitaron la isla desde el siglo V y hasta el XI, aproximadamente.

Los investigadores del Museo de Arqueología de Londres (MOLA, por sus siglas en inglés) indicaron que estaban "impresionados" por el estado de conservación en el que se hallaba la cámara fúnebre.

"Hombre de la nobleza"

Los restos de una estructura de madera, que debió haber medido unos 4 metros cuadrados de superficie y 1,5 metros de profundidad, albergaban unos 40 artefactos muy valiosos y raros.

Entre ellos se cuenta una lira -una especie de arpa antigua- y una caja de unos 1.400 años de antigüedad que se cree que es el único ejemplo de trabajo artesanal de madera pintada de este periodo que se puede encontrar en Reino Unido.

También se hallaron monedas de oro, un adorno de plata incrustado en un recipiente para servir vino, vasijas de vidrio decorado y un ánfora que se cree que llegó desde Siria.

Cada uno de estos objetos fue puesto en la tumba como "parte de una cuidadosa coreografía para el rito del entierro", lo que indica que la persona sepultada allí pertenecía al linaje real de la época.

Los habitantes de la localidad han bautizado informalmente al ocupante de la cámara fúnebre: lo llaman "el príncipe de Prittlewell y el rey de la ostentación", debido a las riquezas entre las que fue enterrado.

En un principio se había sugerido que los restos pertenecían a Saeberto, rey sajón del Reino de Essex desde el año 604 hasta 616.

Pero los datos arrojados por las pruebas de carbono -y otras más que realizaron los investigadores- indicaron que la tumba fue construida entre el año 575 y 605, al menos 11 años antes de su muerte.

Después de 15 años de investigación, los arqueólogos señalan que su "mejor apuesta" es que este lugar fue diseñado para Seaxa, el hermano de Saeberto.

Diseñada para un príncipe

Cruces hechas con papel dorado, que estaban en un extremo del ataúd, fueron colocadas sobre los ojos del muerto, lo que confirma que era un cristiano.

Sin embargo, otras tradiciones ceremoniales como el túmulo fúnebre, los artefactos mortuorios y la cámara de madera reflejan creencias y tradiciones precristianas.

Una gran hebilla de cinturón dorada sugiere que el individuo pertenecía a la nobleza.

El ataúd "excepcionalmente largo" y con una tapa elaborada tenía espacio no solo para el cuerpo sino para otros objetos. Solo la caja mortuoria debe haber pesado unos 160 kilos

Por el tamaño del ataúd, se cree que la persona enterrada allí tenía unos 1,68 metros de altura.

Fue hallada también una silla plegable de hierro, que creen era desde la cual un señor real repartía recompensas a sus guerreros más leales.

Sophie Jackson, quién lideró el proceso de investigación, señaló que ninguno de los expertos esperaba que el lugar hallado en 2003, y a primera vista poco promisorio, tuviera lo que podría ser "el equivalente británico de la tumba de Tutankamón".

"El lugar estaba entre una carretera, un ferrocarril y un supermercado. Nadie esperaba encontrar algo ahí", dijo Jackson.

Jackson también anotó que la tumba les reveló una imagen de un "tiempo realmente interesante", cuando el cristianismo apenas comenzaba a llegar a las islas británicas.

"Creo que estaban en la transición entre los entierros paganos con toda su pompa y, a la vez, la inclusión de esas cruces", explicó.

Para la experta, lo más probable es que la tumba fuera para albergar el cuerpo de Seaxa.

"Hay un debate sobre si él ya era un guerrero consumado o apenas era un adolescente", dijo.

"¿Él murió antes de que pudiera demostrar su valor?", se pregunta la académica.

¿Quién fue Tutankamón?

Tutankamón fue un faraón egipcio que murió hace unos 3.000 años.

Su tumba fue descubierta por el arqueólogo británico Howard Carter en 1922, en un área conocida como el Valle de los Reyes.

Es sin duda una de las tumbas egipcias mejor conservadas, entre las halladas hasta ahora. Además, en su interior se encontraron cerca de 2.000 objetos valiosos y reveladores.

La cámara central estaba llena de tesoros y adornada con detalladas pinturas que mostraban la historia de la vida y la muerte del rey Tutankamón.

Una vez que los tesoros fueron catalogados y limpiados, la tumba se convirtió en un destino turístico cuando se abrió al público en la década del 30

Profunda investigación

La investigación del lugar fue realizada por más de 40 expertos en varios campos, que trabajaron juntos para reconstruir la cámara.

En algunos casos, los artículos se habían deteriorado tanto que solo quedaban las impresiones sobre el suelo.

Los artefactos que desaparecieron fueron recreados digitalmente utilizando técnicas que incluyen tomografías computarizadas y análisis microscópicos de muestras de suelo.