Manny Pacquiao enfrentará en enero a Adrien Broner en Las Vegas

En el Gotham Hall de Manhattan, la leyenda viva del boxeo, Manny Pacquiao se presentó ante los medios a escasas semanas de haber firmado con Premier Boxing Champions para promover su próxima pelea ante Adrien "El Problema" Broner, quien se mostró extremadamente confiado de poder hacer historia noqueando a Pacquiao el 19 de enero en el MGM Grand de Las Vegas.

Los dos oponentes no podrían haber tenido una puesta en escena más diferente.

Pacquiao, que cumple 40 años el 17 de diciembre, apareció impecablemente vestido con un traje gris e hizo gala de su archiconocida humildad y su verbo pausado para hablar de la pelea, de su vuelta a los Estados Unidos y de su contrincante. Broner, natural de Ohio y de 29 años de edad, quiso robarse el show a base de chistes y de trash talking algo que, aunque provocó alguna risa en la sala, no llegó a calar con la audiencia --mayoritariamente filipina-- durante el evento.

La pelea será transmitida en PPV por la cadena Showtime y el presidente de deportes de la cadena, Stephen Espinoza, no dudó en asegurar que "sería fácil pensar que Pacquiao es el favorito, pero Broner nunca se echa atrás en una pelea. Llevó a Shawn Porter a 12 rounds y le mandó a la lona. Es un peleador a tener en cuenta por lo que esperamos que la afición disfrute de un gran espectáculo".

Pacquiao, con un récord de 60 victorias, 39 por la vía rápida, siete derrotas y dos empates, vuelve a Estados Unidos tras dos años sin pisar suelo americano debido a problemas fiscales. El senador filipino y futuro candidato al Salón de la Fama del boxeo, se reunió en Japón con Floyd Mayweather en septiembre y el americano acordó salir del retiro para volver a enfrentarse a Pacquiao, a quien venció en la histórica pelea por el título welter unificado en 2015, rompiendo todo los récords habidos y por haber: pay per views vendidos (4.6 millones de dólares) ingresos totales (600 millones) y taquilla del evento (73 millones). La revancha tenía que haberse dado en diciembre, pero al final se pospuso, por lo que Pacquiao defenderá el título de peso welter que consiguió por nocaut -- su primero en nueve años, desde que batió a Miguel Cotto -- en julio de 2018 ante Lucas Matthysse, en el evento del 19 de enero en el MGM Grand de Las Vegas ante Broner.

"Vengan a ver al mejor de nuevo, Pacquiao. Quiero probar que sigo siendo el mejor, que mi carrera no se ha parado. He estado entrenando duro, tengo un gran equipo y sé que daremos un gran espectáculo. Mi rival es muy rápido y no dudo que me va a llevar al límite, pero tengo mucha confianza", aseguró mostrando muchísimo respeto por su oponente el único boxeador capaz de ser campeón del mundo en ocho divisiones diferentes.

Broner, con un récord de 33 victorias (24 por nocaut) tres derrotas y un empate será partícipe de su primera gran cartelera de PPV, y parece decidido a aprovechar su momento en el candelero hasta el final.

"Sé que Pacquiao puede hacer las cosas muy bien. Por ejemplo, sabe cantar, promover Henessy y hacer planking... Eso es lo que mejor hace", dijo en entre carcajadas el de Ohio "En serio, es un gran peleador, pero no estoy muy preocupado, porque estoy mejor preparado.

"Olvídese del dinero. Yo no vengo aquí a por el cheque. Voy a destrozarlo si puedo, porque sé que si puedo ganar a Pacquiao va a venir mucho más dinero... 100 millones, algún día. Voy a ir con todo a por él", continuó ya en un tono más desafiante el aspirante.

La leyenda filipina explicó cómo se fraguó la pelea en la reunión que tuvo con Mayweather en Japón hace dos meses, dando a entender que para él el enfrentamiento ante Broner no es más que una piedra de toque para preparar la pelea ante su máximo rival de siempre.

"Hablé con Floyd en Japón y me dijo que estaba pensando salir del retiro para pelear conmigo. Luego los planes cambiaron y surgió la posibilidad de pelear con Broner, que es un grandísimo púgil", aseguró Pacquiao. "A mi no me gusta hablar mal de los demás, a mi me gusta pelear. Todo lo demás no me interesa".

"No puedo subestimar a Broner. Es muy rápido y potente, no dudo que la pelea será complicada, pero quiero demostrar que sigo siendo uno de los mejores del mundo. Puedo pelear en 140 libras, en 142, en 147... soy una leyenda y puedo pelear con quien sea", acotó Pacquiao.

A Broner no le gustó sentirse como un mero sparring de Pacquiao para preparar el gran evento ante Mayweather, y se lo hizo saber a su rival del 19 de enero.

"Olvídate de Floyd, hermano, él ya te ganó", le espetó "El Problema" a "Pac-Man". "Esta pelea es contra mi. Primero tienes que ganarme a mi, no te pongas a hablar de una revancha con Mayweather todavía.

"Esto significa mucho para mi. Si gano esta pelea me convierto en leyenda de la noche a la mañana. Tengo a todo el país tras de mí, como Pacquiao tiene a Filipinas", comentó rebosante de seguridad el púgil americano.

"Sólo he perdido tres peleas y él ocho [sic] --olvidémonos de que él tiene una carrera más larga que la mía", dijo en tono jocoso Broner para regocijo de la sala. "Además le han noqueado tres veces, por lo que sabemos que le gusta dormir. Yo tengo la fuerza para hacerlo de nuevo y lo voy hacer. Eso me hará una leyenda al instante. Voy a noquearle."